• Home
  • Home Page
  • La conferencia destaca las incertidumbres tecnológicas en la logística de vehículos terminados

La conferencia destaca las incertidumbres tecnológicas en la logística de vehículos terminados

  • Read this in
  • zh-hans
  • ru
  • pt-br
  • en

equipment2

Los vehículos cuentan con cada vez más sensores y sistemas telemáticos, la capacidad para seguimiento y control de sus movimientos parece obvia y es algo que podría transformar la manera en que se construyen, venden, distribuyen y mantienen los vehículos. Es lo que escucharon los participantes en la conferencia de logística de vehículos terminados de Norteamérica que se celebró en California, pero sigue habiendo incertidumbres sobre cómo se aplicará esto en la práctica.

Marc Brazeau, director de logística de salida y logística de México para Fiat Chrysler Automobiles US, comentó que la tecnología interna del vehículo sería la base de la innovación en la logística de automóviles. “Los sistemas telemáticos, los vehículos conectados y la tecnología habilitada en el vehículo es donde estará el centro de atención”, comentó. “Ya sea el wi-fi de vehículo a vehículo u otro sistema, será la tecnología integrada en el vehículo la que centrará las inversiones”.

Marc Brazeau, FCA2

Marc Brazeau de FCA considera que la tecnología integrada en el vehículo definirá la logística saliente en los próximos años

Los sistemas telemáticos combinan los datos de GPS con los sistemas de diagnóstico en el automóvil para registrar y localizar exactamente dónde se encuentra el vehículo y qué está haciendo. Esta tecnología ya tiene más de 20 años y la legislación que ha promovido el Congreso este año hará que estos sistemas sean obligatorios en todos los vehículos por motivos de seguridad. En el horizonte se encuentra también el denominado ‘automóvil cognitivo’ que no solo puede conducir solo, sino que aprende a interactuar con su entorno e influir en su propio transporte.

Los armadores como BMW y Jaguar Land Rover ya están realizando ensayos avanzados para integrar la información telemática del vehículo en sus sistemas de seguimiento y control de suministro. En Europa, la asociación europea de logística de vehículos (ECG) ha creado un grupo de trabajo con los OEM para establecer estándares y procesos para utilizar esta tecnología en la distribución.

En Norteamérica aumenta el interés aunque parece que hay reticencias a aplicar esta tecnología.

Brazeau de FCA admitió que hay incertidumbre entre los proveedores de servicios sobre la dirección a tomar, aunque considera que está más claro que el año pasado, desde el punto de vista de FCA, que la tecnología integrada en el vehículo ofrecerá un valor añadido a la logística de automóviles.

Advirtió que los agentes del sector deben tener cuidado de no repetir el error de Nokia en 2005 cuando diseñó su plan a cinco años sin prever la llegada de los teléfonos inteligentes en 2007.

“Si está diseñando su plan sin tener en cuenta las tecnologías integradas en el vehículo que ofrecen una fuente activa de datos, entonces o está diseñando una tecnología coordinada o está apostando por algo que puede que no exista en un par de años”, aseguró Brazeau.

Otros también comparten la opinión de que la telemática integrada en el vehículo cambiará la logística de automóviles. Tom Swennes, vicepresidente de planificación estratégica y administración en ICL Systems, predijo que la telemática representa las mejores oportunidades para el transporte de automóviles y la gestión de almacenamiento y que conseguirá lo que prometió el sistema RFID pero que no consiguió hace más de una década.

John Felitto, CEO de WWL VSA (la división de servicios terrestres de Wallenius Wilhelmsen Logistics en Norteamérica, también apoyo está idea y dijo que el futuro está en la telemática y la necesidad de conectarse a la información detallada que ofrece el vehículo. “La telemática es cada vez más popular”, comentó. “Si conseguimos conectarnos a la señal continua del automóvil, ahí es donde está el futuro”.

Gerry Lee, Subaru

Gerald Lee de Subaro cuestiono cuánta visibilidad es demasiada visibilidad

Sin embargo, los OEM cuestionan si existe un valor añadido en la disponibilidad a tiempo real de los datos de estado y localización de los vehículos. Gerald Lee, vicepresidente de planificación de vehículos y logística en Subaru, indicó que las actualizaciones constantes generan muchas dudas que no siempre son relevantes para el suministro del vehículo.

“Pensé que los sistemas telemáticos serían una gran característica y que llevarían los datos a los proveedores. Sin embargo, cuando nos acercamos a implementar esta posibilidad, nos asustamos de todas las dudas que surgen en los concesionarios y el flujo de información obligaría a triplicar el tamaño de mi departamento”, comentó.

Lee dijo que Subaru alcanza un 95% de precisión en el tiempo estimado de entrega de los vehículos a los concesionarios, una cifra superior a la de los productores en el mercado estadounidense. Sugirió que la precisión seguramente ya es suficiente y que más información generaría más problemas de los que resolvería.

Otros participantes en la conferencia también expresaron sus dudas sobre qué tecnologías utilizar y mostraron sus preocupación sobre las decisiones de hoy que puedan quedarse obsoletas rápidamente. “Desde nuestra perspectiva siempre miramos si la inversión tendrá un retorno al final y con la rápida evolución de la tecnología, una de nuestras preocupaciones es si se trata una recuperación de la inversión a cinco años si la tecnología será válida solo en los próximos tres, no sería una buena decisión”, comentó Glenn Clift, CEO de Glovis Americas, la división logística de Hyundai Motor.

Sin embargo, los proveedores necesitan ponerse en marcha pronto, comentó Tom de ICL. Admitió que recopilar los datos integrados en el vehículo y utilizarlos requerirá nuevos sistemas e inversiones, pero será necesario tomar estos riesgos según comentó. Porque el mayor riesgo se encuentra en esperar a que se despeje el panorama y se hayan perdido las oportunidades. Ese fue el caso del sistema RFID en la década, que a pesar de ser un sistema económico nunca llegó a aplicarse consistentemente en la cadena de suministro de automóviles.

Daniel Gosson, consultor del proveedor de software y tecnología Inform, sugirió que el sistema RFID está muerto porque la industria tardó demasiado en implementarlo.

Las encuestas electrónicas celebradas durante la conferencia confirmaron la falta de consenso sobre la tecnología y los sistemas arraigados, el 60% afirmó que sus sistemas de transporte y administración de patio tenían cinco o más años, tan solo el 21% afirmó tener un sistema de dos o menos años.

Entre las tecnologías que se prevén en uso en cinco años, los encuestados se dividían a medias entre los que utilizan el escaneado de códigos de barras, la transición a sistemas telemáticos o GPS y pocos apostaban por la tecnología RFID.