• Home
  • Noticias
  • GM abandona su empresa conjunta con el gobierno uzbeko

Empresas conjuntas

GM abandona su empresa conjunta con el gobierno uzbeko

  • Read this in
  • zh-hans
  • ru
  • pt-br
  • en

GM Uzbekistan AsakaGeneral Motors vendió su participación restante en la empresa conjunta GM Uzbekistan a la empresa estatal Uzavtosanoat, que contaba ya con una participación mayoritaria en la empresa. GM Uzbekistan produce vehículos Ravon y Chevrolet en su planta de Asaka.

Uzavtosanoat contaba con una participación del 75% en la empresa desde 2008 y la aumentó hasta el 90% en mayo del aó pasado después de que el presidente uzbeco Shavkat Mirziyoyev criticara duramente su gestión al indicar que la planta solo sirve “para mantener las apariencias” y que “no tenía un uso real”.

Uzavtosanoat declaró el año pasado sus planes de adquirir las acciones restantes y de eliminar en breve cualquier referencia a GM.

En un comunicado publicado en Gazeta, el medio gubernamental oficial el pasado diciembre, Shavkat Umurzakov, presidente de la junta de Uzavtosanoat, indicó que la empresa también negocia con GM la adquisición de su participación en la planta de motores GM Powertrain Uzbekistan. GM cuenta en la actualidad con una participación del 52% en la planta, según Umurzakov casi un 20% menos que en mayo del año pasado, según datos de Uzavtosanoat, por lo que se prevé la adquisición definitiva.

Entrega justo a tiempo
A pesar de las críticas de Mirziyoyev, según Uzavtosanoat en 2018 se superaron los máximos de GM Uzbekistan tanto en rendimiento de la producción como en efectividad operativa. La planta ensamblo 220,670 vehículos en 2018 respecto a las 135,470 unidades del año anterior. Además, consiguió reducir los costes de producción un 10-16% respecto al año anterior, en gran medida gracias a la optimización de los procesos logísticos.

Umidzhan Salimov, director de desarrollo de Uzavtosanoat indicó que la planta comenzó a operar con entregas ‘justo a tiempo’ con la entrega de piezas a la línea de ensamblado exactamente cuando se necesitaban, un enfoque destinado a reducir los costes de logística interna y de almacenes.

GM Uzbekistan – todavía nombre oficial de la empresa – planea abrir una planta de ensamblado de vehículos en Rusia, según indicó Salimov al medio local Podrobno, y añadió que la empresa está negociando desde hace un año con el ministerio ruso de industria y comercio. Salimov indicó que “las negociaciones están en curso”, pero que “todavía no se ha dicho la última palabra”. En el caso de establecer una planta en Rusia eliminaría el arancel del 25% aplicado a los vehículos importados desde Uzbekistán.