Cambios en la producción

Mazda inaugura nueva planta de motores en Rusia

  • Read this in
  • zh-hans
  • ru
  • pt-br
  • en

Vladimir Putin and Shinzo AbeVladimir Putin y Shinzo Abe recientemente asistieron a la ceremonia de apertura de una nueva planta de motores en Mazda Sollers Manufacturing Rus en Vladivostok, que se inauguró oficialmente el 10 de septiembre. La planta está diseñada para fabricar 50,000 motores Sky Activ-G por año de conformidad con la norma sobre emisiones Euro-5. Los inversores planean exportar los motores a plantas de ensamblado de vehículos Mazda terminados fuera de Rusia.

Vadim Shvetsov, director general de Sollers, comentó que hasta 100% de los motores Sky Activ-G serán exportados a Japón, principalmente a la planta de ensamblado en Hiroshima. También señaló que Mazda espera que los vehículos terminados equipados con los motores rusos se envíen a todo el mundo. No brindó detalles sobre en qué modelos se instalarán los motores.

Al hablar en la ceremonia de apertura, Shvetsov también agregó que Mazda tiene seis plantas de ensamblado de vehículos terminados en el mundo, incluyendo dos en Japón y una en Rusia. Sin embargo, según los planes actuales, los motores de la nueva planta no serán suministrados a la planta de ensamblaje rusa.

Mazda Sollers Manufacturing Rus ha estado dirigiendo una planta de ensamblaje de vehículos terminados en el Extremo Oriente Ruso desde 2012. Durante este período, la planta ha fabricado 188,000 vehículos terminados, la mayoría ha sido entregada por tren a la Rusia Europea. Hasta el 70% de los costos de transporte fueron cubiertos por subsidiarias de logística asignadas por el gobierno federal ruso.

No hay información sobre sí Mazda busca subsidios de logística para la exportación de motores, aunque el gobierno ruso propuso previamente destinar cerca de Rub8.4 mil millones ($130 millones) anuales para cubrir los costos de transporte de vehículos terminados y exportaciones de componentes automotrices del país desde 2019.

Shvetsov subrayó que Mazda decidió integrar una compañía rusa con el fin de establecer capacidades de producción conjuntas orientadas a exportar. También elogió la ubicación estratégica de Vladivostok, muy atractiva para fabricar para exportar, debido a su cercanía con Asia.

La construcción de la planta de motores fue aprobada luego de que a Mazda Sollers Manufacturing Rus se le conceda una residencia en el territorio de Nadezhdinskaya con prioridad de desarrollo y firmé un contrato de inversión especial, o SPIC, con el gobierno federal ruso. En ambos casos, al proyecto se le había otorgado soporte estatal, incluyendo la exención de los impuestos de importación para componentes automotrices y algunas exenciones tributarias.

La inversión total del proyecto es de Rub3 mil millones ($60 millones). Al hablar con la cadena de noticas local, Prima Media, la oficina de prensa de Mazda en Rusia dijo que “la duración del período de amortización dependerá significativamente de la situación económica general,” negándose a divulgar más detalles.