• Home
  • Noticias
  • Mercedes-Benz Cars busca fortalecer su cadena de suministro

Origen de componentes

Mercedes-Benz Cars busca fortalecer su cadena de suministro

  • Read this in
  • zh-hans
  • pt-br
  • en

Wilko Stark, miembro de la junta de adquisiciones y calidad de proveedores en Mercedes-Benz CarsMercedes-Benz Cars afirma que está desarrollando su estrategia ‘Case’ (conectividad, autonomía, servicios compartidos y eléctrico) con el establecimiento de una red de proveedores más internacional y flexible con un mayor énfasis en la localización.

Además de expandir su poderosa red de más de 2,000 proveedores globales, la marca alemana persigue una política de aprovisionarse de componentes donde se producen los vehículos para minimizar la vulnerabilidad a cuestiones políticas como los conflictos comerciales.

“En Mercedes-Benz Cars generalmente intentamos aumentar el nivel de localización allá donde producimos”, confirmó Wilko Stark (en la imagen), miembro de la junta de adquisiciones y calidad de proveedores. “Un elemento clave para ello es la proximidad de los proveedores a las plantas de producción, para que la producción de componentes pueda sincronizarse con la de los vehículos.

“Ya colaboramos con varios socios globales para lograrlo. Ofrecemos a nuestros socios nuevos y locales la oportunidad de colaborar con nosotros a nivel internacional”, añadió Stark.

En China por ejemplo, la empresa afirmó que actualmente utiliza a 300 proveedores locales, en el caso de la planta de Tuscaloosa en Alabama, el contenido local ya es superior a los requisitos de Estados Unidos y tiene previsto seguir aumentando “significativamente” los componentes producidos localmente en los próximos cinco años.

“Es necesario aumentar la flexibilidad de la red de proveedores debido en parte a la transformación hacia la movilidad eléctrica y también debido a la volatilidad de los mercados y no menos importante debido al amplio rango de productos de Mercedes-Benz Cars y su cada vez mayor diversidad funcional”, según declaró la marca.

“Junto a nuestros socios hemos conseguido que nuestra red de proveedores sea más flexible para compensar la fluctuación de los volúmenes”, declaró Stark.

Es necesaria una cadena de suministro flexible para cumplir con la estrategia de producción de la empresa, ya que debe ser capaz de cambiar entre vehículos convencionales y eléctricos. Al agrupar los pedidos de componentes para modelos convencionales y eléctricos con el el mismo proveedor, por ejemplo en el caso de asientos o frontales, podemos responder rápidamente a las necesidades de los clientes y cambiar rápidamente entre ambas tecnologías. Según la marca, esto ofrece una mayor seguridad en la planificación para los proveedores y para la propia Mercedes-Benz.

“Las adquisiciones ofrecen una contribución significativa a la implementación de la estrategia Case”, afirmó Stark.

Un ejemplo de la importancia que la empresa matriz asigna a las adquisiciones fue su decisión el año pasado de adquirir baterías por más de 20 mil millones de euros ($22,900 millones) durante las próximas décadas para presentar 130 versiones eléctricas de los autos de Mercedes-Benz para 2022.

Mercedes-Benz aseguró que pretende mejorar la eficiencia y las innovaciones tecnológicas junto con sus proveedores.