• Home
  • Noticias
  • Siguen creciendo las importaciones de vehículos terminados en Rusia

Comercio internacional

Siguen creciendo las importaciones de vehículos terminados en Rusia

  • Read this in
  • zh-hans
  • ru
  • pt-br
  • en

Rusia importó 212,400 vehículos terminados desde enero a noviembre de 2018, un aumento del 15.8% respecto al mismo periodo del año anterior, según estimaciones del servicio federal ruso de aduanas. El valor de las importaciones durante este periodo alcanzo los $5.2 mil millones.

Casi el 33% de los vehículos de pasajeros importados a Rusia proceden de Japón, un 16% de Alemania y algo más del 9% proceden de Estados Unidos, según calculó Autostat en base a los datos del aportados por aduanas. Sin embargo, estas cifras no incluyen los vehículos de pasajeros importados por ciudadanos y empresas privadas.

Las importaciones de vehículos terminados cayeron de 703,300 unidades en 2014 a 267,000 unidades en 2016. El mercado comenzó a recuperarse gradualmente a mediados de 2017, por lo que el año pasado se alcanzaron las 267,700 unidades con un valor de $6.7 mil millones respecto a los $6 mil millones del año anterior.

Apoyo logístico
La importación de vehículos terminados recibe el apoyo de nuevas iniciativas logísticas, incluidas las ayudadas estatales a la llegada de vehículos terminados desde el oriente lejano y la Rusia europea.

En una rueda de prensa en San Petersburgo en Septiembre de 2018, Vadim Shvetsov, el propietario de la marca automotriz rusa Sollers, reveló que la empresa logísticaLorus SCM tiene el potencial de aumentar en 120,000 unidades la importación de vehículos terminados a través del puerto marítimo de Vladivostok. Explicó que esta ruta, junto a otras, se redirigirá desde el puerto de San Petersburgo gracias a las nuevas tasas especiales de que ofrece el servivio ferroviario ruso.

Lorus SCM ya suministra vehículos terminados producidos por Mazda y Suzuki a través de esta ruta y se redujo el tiempo de entrega en 30 días respecto a los 78 que se necesitaban para realizar la entrega desde las plantas de ensamblado en Asia a la Rusia europea por mar. Otras marcas muestran su interés por esta ruta, especialmente si las empresas logísticas consiguen mantener las tarifas fijas con la red ferroviaria rusa durante la próxima década.

Viabilidad económica
El número de importaciones de vehículos terminados podría continuar aumentando ya que varios constructores podrían estar considerando reducir la producción en el país y aumentar las importaciones. En septiembre de 2018, Hyundai Motor Manufacturing Rus informó que reducirá el ensamblado de vehículos terminados en las plantas de producción rusas para “cambiar a las importaciones a gran escala”.

Esto podría suceder si la empresa no acepta las condiciones del contrato especial de inversión con el gobierno ruso. En los últimos meses, varias marcas mostraron su preocupación por los requisitos de localización que el gobierno quiere exigir en los contratos de inversión por ser muy estrictos y exigir grandes inversiones.

En 2019, Lifan y Chery detendrán el ensamblado de vehículos en Rusia, según informó el medio Regnum. Ambas empresas tienen contratos para el ensamblado de vehículos con la planta de Derways, pero los contratos no se prolongarán para 2019. Lifan analiza trasladar la producción a Kazajistán o Bielorrusia, según indicó la empresa a Regnum.