Holden de GM anunció el cierre de su planta australiana en octubre

  • Read this in
  • zh-hans
  • pt-br
  • en

Source Sicnag Holden Commodore_opt (1)
La filial Holden de General Motors Australia producirá más de 30.000 vehículos en su planta de Elizabeth al sur de Australia antes de cerrar la planta definitivamente el 20 de octubre.
La marca ya importa la mayoría de sus modelos y continuará enviando automóviles desde Norteamérica, Europa y Asia cuando cese la producción.

Más de una tercera parte de su catálogo de productos procederá de Europa, y también se enviarán vehículos desde Norteamérica y Asia, según declaraciones de la empresa.

Además del modelo Commodore producido localmente (versión anterior en la imagen), la empresa cuenta con acuerdos para renombrar modelos de las marcas Chevrolet, Opel y Suzuki.

Por ejemplo, la instalación de Opel de GM en Gliwice, Polonia, produce vehículos con la insignia de Holden destinados a Australia y Nueva Zelanda.

Holden prevé lanzar 24 vehículos y 36 combinaciones de transmisión para finales de 2020. Aquí se incluyen el próximo modelo de la marca Commodore con un modelo de nueva generación previsto para 2018. Además de presentar el nuevo Commodore el año pasado, la empresa indicó que construiría en Alemania con una arquitectura compartida con el Opel Insignia.

También tiene previsto continuar con las pruebas y ajustes de los vehículos a las condiciones de Australia en su centro de pruebas de Lang Lang en Victoria, donde conservará 300 diseñadores e ingenieros. Por otro lado el centro de diseño global continuará en Port Melbourne y contribuirá a sus programas de producto locales y globales, según la propia marca.